Diálogo con Eleonor Faur. La organización social del cuidado infantil.

Eleonor Faur es especialista en relaciones de géneros, familia y políticas públicas, considera que “en el ámbito del cuidado persiste cierta disociación en el abordaje de los derechos, porque hay normas y políticas que perciben como sujeto de los derechos de cuidado a las madres trabajadoras -por ejemplo, la legislación laboral- y hay otras que se orientan a los derechos de los niños, por ejemplo, en lo que hace a la educación de la primera infancia. Todavía no hay una perspectiva articulada capaz de potenciar el acceso a derechos por parte de ambos grupos”. ¿Cómo entra a jugar la presencia estatal en esta situación? Cuando hay Estado se puede distribuir las horas de cuidado entre las prestaciones públicas, las privadas y las familias. Cuando el Estado ofrece poco y nada en materia de servicios para los cuidados de niños menores de 5 años, no queda otra opción que recurrir al mercado o al trabajo de cuidado no remunerado en el ámbito de las familias. Por lo tanto, la corresponsabilidad del cuidado entre el Estado, el mercado y las familias varía de acuerdo a la densidad que la presencia del Estado tiene en determinado lugar y cuál es el poder adquisitivo de las familias que allí residen. No existe un único modelo ni régimen de cuidado.